La automatización de los procesos y sistemas de nuestro hogar es sinónimo de ahorro, seguridad y confort. También conocido como domotización, se trata de cambios en el sistema y añadidos tecnológicos que incluimos en nuestros hogares que nos hacen la vida más fácil y cómoda.

Desde automatizar las luces, y evitar dejarnos alguna encendida cuando salimos de casa, hasta los asistentes de voz, pasando por los robots de cocina y limpieza, cada vez son más los elementos que podemos automatizar en nuestro hogar. Entre estos se encuentran las puertas y las ventas. En primer lugar, antes de lanzarte a la automatización, has de tener en cuenta aspectos como la funcionalidad, la facilidad de uso, la calidad, y la estética.

La automatización de las puertas y ventanas de nuestro hogar supone un punto de inflexión en nuestras vidas hacia mayor calidad de vida y confort. Pero, como sucede en cualquier decisión que tomamos, la automatización de las puertas y las ventanas tiene sus pros y sus contras.

Por ello, para que recopiles toda la información y tomes la mejor decisión, si está rondando por tu cabeza la idea de automatizar las ventanas y las puertas de tu hogar, te contamos todas las ventajas y desventajas que conlleva dicha automatización.

 Ventajas de automatizar las puertas y ventanas de tu hogar

Las ventajas de automatizar las puertas y ventanas del hogar pueden dividirse en cuatro grandes bloques:

Comodidad: Incluir una puerta automática de acceso es uno de los grandes avances tecnológicos en el confort de la vida diaria. Ayudándonos de un mando a distancia nos evitamos levantar o deslizar pesadas puertas que, a medio plazo, desencadenarían dolores de espalda o posibles lesiones.

Si hablamos de escenas cotidianas, llegar cargados con bolsas de la compra, un día de lluvia… una apertura automática de la puerta mediante un sensor es un pequeño detalle que supone una gran diferencia.

En cuanto a automatizar las ventanas, puedes olvidarte de abrirlas y cerrarlas manualmente. Un mando o un interruptor se encargarán de hacerlo por ti. Además, entre otras de sus posibles aplicaciones, puedes programar que las ventanas se abran a determinadas horas de la primavera para ventilar el interior del hogar.

Leer también  Las 5 mejores marcas de ordenadores all in one

Pero no solo eso, también pueden detectar las condiciones climáticas del exterior y, si detectan que está lloviendo, cerrarse automáticamente para evitar suelos encharcados o cualquier otra sorpresa desagradable.

Seguridad: Imagina que estás en el trabajo y te asalta la duda: ¿He cerrado todas las ventanas? La sincronización del sistema de automatización con tu móvil te permitirá comprobar, estés donde estés, si se ha quedado alguna ventana abierta y cerrarla. Además, en caso de robo o posible intrusión, incluyendo sensores de movimiento, puedes hacer que las ventanas se cierren de manera automática.

La domotización de las puertas también es sinónimo de mayor seguridad dado que, el material con el que se ha fabricado la puerta automática es más resistente e impenetrable que el de una puerta convencional. Este material más desarrollado, combinado con complementos u accesorios de seguridad, como el cierre muelle de seguridad interno, minimizan al máximo el riesgo de entrada de intrusos.

Tú seguridad y la de los tuyos no tiene precio. Por ello, si buscas crear un entorno seguro y tranquilidad para ti, no dudes en incorporar una puerta automática como las que encontrarás en el catálogo de Metalblindsdonde podrás elegir de entre los más variados diseños y tipos de la mano de un equipo profesional y comprometido con tu seguridad y bienestar.

Mantenimiento sencillo: De entre todos los sistemas de seguridad para el hogar, el que presenta un mantenimiento más sencillo son las puertas y ventanas automáticas. También su limpieza será más sencilla, ya que carecen de cilindros en las cerraduras. Por otro lado, los materiales con los que están realizados facilitan las tareas de limpieza.

Leer también  Las 9 mejores alternativas a RojaDirectaOnline

Ahorro: Con la automatización de las ventanas de tu hogar, podrás sincronizarlas con las horas de luz solar, para aprovechar al máximo esta energía y calor. Además, la automatización de las puertas y ventanas permiten un cerramiento y aislamiento óptimo, garantizando confort acústico, térmico y lumínico.

Desventajas de automatizar las puertas y ventanas de tu hogar

Como hemos mencionado al comienzo, la automatización también presenta ciertas desventajas que hay que tener en cuenta previamente a domotizar estos elementos de nuestro hogar. Cabe mencionar:

Dependencia eléctrica: Ante un fallo eléctrico, corremos el riesgo de que fallen las puertas y las ventanas automáticas. Además, la instalación de estos elementos habrá de realizarla un equipo profesional y cualificado, ya que una instalación defectuosa podría desencadenar cortocircuitos e incluso incendios. Contando con un especialista, descartamos estos posibles sucesos.

Revisiones y reparaciones: No podemos pensar que, como se trata de una puerta o ventana automática no es necesario un mantenimiento periódico. Habremos de ser especialmente cuidadoso en el caso de las puertas, sobre todo, las del garaje, ya que un fallo en la puerta no detectado o un estado deficiente puede conllevar accidentes. Además, la acumulación de suciedad o de pequeños insectos puede provocar fallos en la apertura de la puerta.

En la amplia mayoría de los casos, los requerimientos de mantenimiento por parte de los usuarios están relacionados con tareas de limpieza o revisión superficial de la puerta del garaje.

Por otro lado, en el caso de que se produzca una avería, su reparación, en función de la gravedad, tiende a ser más complejo y costoso.

Coste inicial: El precio inicial de la instalación de sistemas automatizados puede suponer un motivo de peso por el que muchos usuarios lo descartan. En este sentido, es recomendable tener una visión a largo plazo puesto que, como ya sabemos, la domotización del hogar y el ahorro, son don conceptos que van de la mano.