Las impresoras 3D se han vuelto una herramienta innovadora, con aplicaciones en distintos ámbitos, que van desde prótesis médicas hasta los alimentos. Sin embargo, su uso más común es la impresión de piezas para distintas maquinarias, utilitarias o figuras decorativas.

En la actualidad, se han vuelto mucho más asequibles y muchas personas cuentan con una impresora 3D en casa para uso personal o proyectos de emprendimiento. En estos casos, el usuario se encarga de hacer las reparaciones y ajustes menores de la impresora.

Al iniciarte en el mundo de la impresión 3D, hay algunos problemas que suelen ser muy comunes asociado al funcionamiento de estos equipos. Aquí encontrarás las causas y posibles soluciones a los fallos más frecuentes en las impresoras 3D.

1. Problemas de extrusión

Una de las fallas más recurrentes que presentan las impresoras 3D es que se extrude poca cantidad de  filamento. Esto ocasiona impresiones que presentan espacios vacíos, falta de capas en la impresión o una serie de puntitos, por lo que la impresión es de mala calidad.

¿A qué se deben los problemas de extrusión en mi impresora 3D?

Si esto ocurre, puede estar asociado a varias causas que debes ir descartando para resolver el problema. Lo primero es que tengas problema con el diámetro del filamento que estás utilizando o que la impresora no se encuentre calibrada a la temperatura correcta para el tipo de material.

Otras causas son un movimiento de flujo incorrecto, que la velocidad de impresión sea muy alta o se presente un atasco en la boquilla o Nozzle. Por último, si el problema persiste, puede ser debido a defectos o atascos en el tubo bowden, cuando tienes un sistema de extrusión de este tipo.

Posibles soluciones a las fallas de extrusión

Debido a que esta falla se asocia a distintas causas, es necesario irlas descartando hasta dar con la solución y obtener impresiones de calidad. En este sentido, te recomiendo hacer las siguientes comprobaciones:

  • Revisa que las variaciones del filamento dentro de la bovina no sobrepasen los 0,05 mm, siendo recomendable que no sea mayor a 0,03 mm. Si la variabilidad excede los 0,05 mm, puede que el filamento no se mueva adecuadamente y se presente la extrusión.
  • Es necesario calibrar el flujo del filamento con relación al tipo de material que se utilice. Para esto, debes acceder al programa de la impresora y buscar en el menú del filamento, el parámetro Multiplicador de Extrusión.
  • Realiza la calibración adecuada para cada material, siendo para los PLA de unos 0,95, en ABS y PETG entre 1 a 1,1 y para filamentos flexibles puede ir de 1,1 a 1,2.
  • Si el problema persiste, se debe revisar la temperatura de extrusión, ya que puede estar muy baja. La misma se selecciona con base al material usado y se puede ir incrementando en rangos de 5 grados hasta alcanzar la adecuada.
  • Comprueba que la boquilla por la cual se extrude el filamento no se encuentre atascada. Para esto, usa una aguja o un filamento de limpieza y elimina cualquier atasco.
  • Si usas un método de extrusión Bowden, debes revisar que no se presenten problemas en el tubo. Es posible que se encuentre atascado o tenga alguna abolladura que no deja fluir el filamento.

2. Mi impresora 3D deja de imprimir a la mitad

En los foros de usuarios de impresoras 3D uno de los inconvenientes que más preocupa es que la impresora presenta fallos en mitad de la impresión. Esto puede ocurrir a mitad de esculpida la pieza o cuando ya va a concluir el modelado, causando importantes pérdidas de materiales.

¿Por qué mi impresora 3D deja de imprimir a la mitad?

Hay diversas razones que ocasionan este problema, siendo uno de los más comunes que tengas problemas de sobrecalentamiento en la zona del hotend. Igualmente, podría estar asociado a que el filamento se encuentra muy apretado o que la impresora tiene problemas mecánicos o de funcionamiento del motor.

Posibles soluciones a los fallos de impresión

Si la impresora presenta la falla siempre a la misma altura de la impresión, puedes comprobar si el hotend se está sobrecalentando. Para esto, lo más conveniente es pasar el filamento por un filtro antes de usarlo, de tal forma que se limpie y lubrique, reduciendo la tensión en el motor.

También debes comprobar que el filamento tenga el extremo puntiagudo antes de insertarlo en la extrusora, para que encaje bien y no tengas problemas de atasco. Asimismo, comprueba que el filamento no se encuentre muy apretado sobre el tornillo Hobbet Bolt, responsable de empujarlo hacia el hotend, ya que puede tupirse y no funcionar adecuadamente.

Leer también  Los principales códigos de error de lavadoras Bosch (y soluciones)

Si la impresora sigue presentado la falla luego de hacer todos estos cambios, será necesario revisar la tensión de las correas. De seguir el problema, puede estar asociado a mal funcionamiento del motor, por lo que es recomendable revisar el voltaje de trabajo y si no funciona, habrá que cambiar el motor del extrusor.

3. Problemas con los voladizos en la impresora 3D

Cuando te inicias en el mundo de la impresión 3D, uno de los inconvenientes más frecuentes es que al imprimir zonas de voladizos sin soporte, se presenten pequeños hilos. Esto hace que las terminaciones de la pieza no sean limpias y pierda calidad.

¿Por qué se forman hilos en el voladizo de mi impresión 3D?

Básicamente, este problema se debe a que el filamento no solidifica rápidamente y al no tener soporte, comienza a caer por gravedad. Por tanto, se comienzan a formar los pequeños hilos que se solidifican y quedan colgando.

Posibles soluciones a los problemas con voladizos

Esto tiene mucho que ver con aprender a calibrar tu impresora 3D, a fin de lograr que el filamento se enfríe lo más pronto posible y la pieza tenga mejores acabados. Consulta Of3lia.com, expertos que te enseñan a calibrar la impresora de manera sencilla en pocos pasos y revisa los siguientes ajustes:

  • Acelera el enfriamiento del filamento aumentando la velocidad del ventilador de la capa y así la misma servirá de apoyo a las capas siguientes y evitará la caída por gravedad.
  • Puedes reducir la altura de la capa, por lo que habrá menos material extrudido que se secará más rápido y servirá de soporte a las capas siguientes.
  • Modifica el orden de impresión, para que se inicie desde la parte interior de la pieza y estas capas sirvan de soporte a los voladizos.
  • Haz una reducción en la velocidad de impresión, lo que aumenta el tiempo en que la capa se enfría y así será un soporte más sólido al voladizo.
  • Reduce la temperatura de la impresión en los voladizos, de tal forma que el material se enfríe y solidifique más rápidamente.
  • Usa soportes de materiales hidrosolubles, los cuales formarán un techo estable a tu voladizo y podrás lograr una mejor calidad de impresión.

4. Hay burbujas en la impresión 3D

Un problema que genera grandes preocupaciones y que lleva a desechar una pieza de impresión, es la aparición de burbujas en su superficie. En ocasiones estas se presentan puntualmente y en otros casos, cubren toda la pieza, pero lo importante es que este fallo es posible corregirlo con facilidad.

¿A qué se debe la presencia de burbujas en una impresión 3D?

La causa principal es que estás utilizando una temperatura de extrusión muy alta, lo que hace que se acumule aire en el proceso de secado. Asimismo, este problema se puede presentar si el filamento está húmedo y, por tanto, al secarse el vapor de agua en el filamento se fija como una burbuja en la pieza.

Posibles soluciones a la aparición de burbujas

En primer lugar, debes tener cuidado al calibrar la impresora a fin de usar la temperatura de extrusión correcta para el material del filamento. Toma en cuenta que no todos los fabricantes utilizan los mismos aditivos para un material, por lo que las temperaturas óptimas entre marcas pueden variar algunos grados.

Lo  más conveniente es que hagas una prueba de temperatura de tu filamento antes de iniciar el proceso de impresión. Para esto, imprime un vaso hueco de pequeño tamaño al que vas variando la temperatura cada 5 mm y así podrás encontrar la justa para una impresión limpia.

Si además de las burbujas, aprecias hilos o manchas en la pieza, puede deberse a que el filamento acumule humedad en la bobina. Una manera de secarlo es con desecador de alimentos modificados o, de manera más segura, en equipos especiales para el almacenamiento y secado de filamentos de impresoras 3D.

5. Problemas de adherencia con la impresora 3D

Entre los grandes quebraderos de cabeza para los usuarios de las impresoras 3D es que las piezas en las esquinas, presentan las capas levantadas. Por tanto, los acabados no son limpios y mucho material debe ser desechado, aunque es un problema que puede solucionarse con unos sencillos pasos.

¿Por qué se levantan las capas en mi impresión 3D?

Lo más común es que sea causado por un efecto de contracción, debido a las diferencias de temperatura entre las capas. Cuando un material es extrudido, suele estar a altas temperaturas (más de 200 °C), mientras que la capa anterior se encuentra a unos 60 °C.

Las grandes diferencias de temperatura generan una contracción y las capas se levantan. Otra causa es que tengas un problema de nivelado en la impresora o que las superficies de impresión no se adhieran adecuadamente.

Leer también  Los principales códigos de error de lavadoras Bosch (y soluciones)

Posibles soluciones a los problemas de adherencia

Los problemas de contracción se resuelven en gran medida cuando usas una impresora con la base caliente, ya que las diferencias de temperatura entre las capas no son tan marcadas. Además, es recomendable tomar las siguientes medidas:

  • Comprueba que tu impresora se encuentre bien calibrada, con el extrusor colocado a la distancia correcta para la impresión y la plataforma totalmente plana.
  • Si tienes habilidades para el diseño, coloca soportes circulares hacia las esquinas de la pieza, lo cual mejorará la adherencia.
  • Cuando las piezas son muy complejas, lo mejor es hacer un precalentamiento de la plataforma por un tiempo mínimo de 15 minutos o más tiempo, si no se logran buenos resultados.
  • Utiliza una cubierta para cubrir la impresora y así mantener la temperatura controlada al momento de la impresión.
  • Puedes configurar una plataforma para la adhesión en tu laminador, la cual está disponible en algunos programas de impresión.
  • Usa un adhesivo especial para las impresiones 3D, lo cual ayudará a que la pieza se mantenga adecuadamente unida a la base caliente.

6. No sale el material al empezar a imprimir

Un fallo que preocupa a muchos usuarios de este tipo de impresoras, es que al comenzar el proceso, se aprecia que no sale filamento del extrusor al iniciar la primera capa. Aunque suele ser muy preocupante, se puede solucionar fácilmente.

¿Cuál es la causa de que no salga el material en la impresora 3D?

En algunos modelos de impresora a que el hotend está a una temperatura muy alta y se comienza a rezumar parte del filamento por la boquilla. También puede estar asociado a que la boquilla está muy cerca de la cama caliente de la impresora, tocando la base y dificulta la salida del plástico.

Otra causa es que el extrusor se encuentre obstruido, debido a restos del plástico que han quedado en el Nozzle y no dejan fluir el material. En otros casos, el filamento puede estar atrapado y las poleas del motor no tienen capacidad para desplazarlo.

Posibles soluciones a problemas con la salida del material

Para solucionar este fallo en tu impresora, deberá ir descartando las posibles causas hasta lograr que el material vuelva a fluir. Lo más recomendable es seguir esta secuencia:

  • En el programa de la impresora, ir hasta el menú de adherencia de impresión y programar un borde o una falda. De esta manera, se logra limpiar el extrusor y que el material fluya mejor para imprimir la pieza.
  • Revisa la temperatura de impresión y comprueba que está calibrada para el tipo de material, según las recomendaciones del fabricante.
  • Ajustar la altura del Nozzle utilizando el programa de la impresora y que así no quede tan cerca de la cama caliente.
  • Desmonta el extrusor y contacta con el fabricante de la impresora, a fin de que te dé las indicaciones para eliminar una posible obstrucción.
  • Revisa las poleas del motor del extrusor y comprueba que no tengan ningún diente dañado que presione el filamento. En este caso, deberás cambiarlas o repararlas.

7. El eje Z no se eleva

Una impresora 3D cuenta con tres ejes, siendo el Z el encargado de dar altura a la pieza, por lo que del mismo depende la formación de las capas. Cuando no funciona adecuadamente, no se eleva y esto lleva a que la pieza no pueda moldearse adecuadamente, ya que el extrusor no llega a la altura necesaria para ir conformando las capas.

¿Por qué el eje Z presenta fallos?

Hay diferentes razones que pueden obstruir al eje Z, siendo una de estas que las varillas no estén adecuadamente limpias o engrasadas. Otras causas, son la baja potencia del driver Pololu que controla el motor, que las varillas no se encuentren totalmente rectas o el cable del motor tenga algún desperfecto.

Posibles soluciones a los problemas con el eje Z

  • Aplicar grasa de litio a las varillas, un lubricante que mantiene una buena consistencia en condiciones de trabajo extremo. Así, se elimina cualquier partícula de suciedad que impida el movimiento de las mismas.
  • Si es un problema de potencia, hay que dar vuelta al tornillo del Pololu del motor en sentido de la derecha y comprobar si la misma mejora.
  • En caso de que las varillas del eje Z se encuentran en posición diagonal, hay que desmontarlas manualmente y enderezarlas hasta que queden en posición paralela.
  • Cambiar el cable del motor si al revisarlo, verificas que está defectuoso.