La energía alternativa o energía renovable es la alternativa no contaminante a las otras fuentes de energía que existen actualmente. Se trata de una oportunidad para el futuro del planeta y de una gran alternativa para garantizar la seguridad de las generaciones venideras y el cuidado de la tierra. A continuación te contamos cuáles son las principales fuentes de energía alternativa que existen y sus ventajas principales, según los expertos.

1. La energía eólica

La primera fuente de energía alternativa que debes tener en cuenta es la energía eólica. Se trata de un tipo de energía que usa la fuerza del viento para generar electricidad. Los aerogeneradores o los molinos de viento, como se conocen popularmente, se suelen organizar en grandes parques eólicos, que a su vez se ubican en espacios y lugares en los que la incidencia del viento es muy grande. Estos generadores o molinos de viento se conectan a generadores que se encargan de transformar la energía en electricidad cuando el viento hace que sus aspas giren.

Entre sus ventajas principales cabe reseñar que es una energía autóctona que fomenta el empleo local, que se trata de una renovable completamente ecológica y respetuosa con el medio ambiente, que resulta sencilla de instalar y que además es realmente económica.

2. La energía solar

Por otro lado, encontramos la energía solar. Como su propio nombre indica, se trata de un tipo de energía alternativa o renovable que se obtiene del sol. Dentro de ésta, cabe diferenciar entre la energía solar fotovoltaica y la energía solar termoeléctrica.

La energía solar fotovoltaica es la más conocida. Como nos han explicado los expertos de Solarplak, esta energía se obtiene a partir de placas solares, que son las encargadas de absorber las radiaciones solares y transformarlas en electricidad. La energía solar puede almacenarse en baterías y después es volcada a la red eléctrica para obtener diferentes excedentes.

Entre sus principales ventajas, cabe reseñar que se trata de una gran alternativa para implementar el autoconsumo eléctrico para particulares con la instalación de paneles solares.

Del mismo modo, la energía solar termoeléctrica aprovecha el calor generado por el sol para calentar un fluido, que suele ser agua, y que generará vapor accionando una turbina que generará electricidad en el siguiente paso.

Leer también  Las 9 mejores alternativas a RojaDirectaOnline

3. La energía hidráulica

Por otro lado, encontramos también la energía hidráulica o hidroeléctrica. Este tipo de energía renovable es otra de las más conocidas. Se trata de un tipo de energía que se genera teniendo en cuenta la fuerza del agua en su curso. En este caso, cabe reseñar que normalmente las centrales hidroeléctricas deben ubicarse cerca de ríos y presas.

Entre sus ventajas principales, cabe tener en cuenta que es una energía completamente renovable, ya que su fuente es casi inagotable. Por supuesto, es también un tipo de energía especialmente segura, ya que no genera ningún tipo de residuo tóxico, es limpia y completamente respetuosa con el medio ambiente.

Del mismo modo, este tipo de fuente produce energía dependiendo de las necesidades de cada usuario o comunidad, siendo especialmente flexible.

Además, también se trata de un tipo de energía muy estable, que no dependerá de la lluvia para poder producir electricidad, porque existen reservas importantes de agua en el planeta. Finalmente, cabe reseñar también que es un tipo de energía completamente económica, ya que lo más costoso es la construcción de la central hidroeléctrica, que se amortizará rápidamente, pero a nivel de la fuente de energía, esta se renueva de forma gratuita y constante, sin depender de las fluctuaciones que sucedan en el mercado.

4. La energía geotérmica

En este caso, hablamos de un tipo de energía renovable que aprovecha en gran medida las temperaturas altas de los yacimientos existentes bajo la superficie de la tierra, que normalmente son yacimientos volcánicos, para generar energía mediante el calor, ya que estos yacimientos suelen encontrarse a entre 100 y 150 grados de temperatura.

Entre sus ventajas, es importante valorar que se trata de una fuente de energía segura e inagotable. Del mismo modo, es una alternativa especialmente protectora con el medio ambiente porque nos ayuda a despedirnos de los combustibles fósiles.

Por si esto fuera poco, cabe reseñar que se trata de un tipo de energía económica, y que su precio no es global, sino que lo van marcando los diferentes países y regiones. Además, la energía geotérmica es muy sencilla de controlar, se puede reducir durante todo el día y es completamente renovable.

Leer también  Las 9 mejores alternativas a RojaDirectaOnline

5. La energía maremotriz

Por otro lado encontramos la energía maremotriz. Se trata de un tipo de energía del mar que también se denomina undimotriz, dependiendo de si aprovecha la fuerza de las mareas, en primer lugar, o de las olas, en el segundo. Hace referencia a la producción de energía eléctrica aprovechando la fuerza y los movimientos del mar.

Entre sus ventajas, cabe reseñar que su mantenimiento es muy escaso. Las instalaciones que se utilizan para producir energía maremotriz son variadas y sencillas de mantener. Además, se trata de un tipo de energía barata y económica, que puede considerarse una de las renovables más eficientes que existen.

Del mismo modo, la inversión inicial también es baja, es una energía muy segura cuya creación no entraña riesgos graves, la contaminación ambiental que emite es baja y además no tiene estacionalidad.

6. El Biogas

Asimismo, otra fuente de energía alternativa es el Biogás. Como sucede con la biomasa, el biogás es una energía sostenible y alternativa que se produce mediante la biodegradación de la materia orgánica mediante microorganismos, siempre en dispositivos específicos y libres de oxígeno. Este tipo de degradación produce un gas combustible que se podrá utilizar para producir energía eléctrica completamente limpia.

Entre sus ventajas, cabe reseñar que se trata de una alternativa muy interesante para el gas del hogar, completamente sostenible con el planeta, eficiente y de la mejor calidad.

7. La biomasa

Finalmente, encontramos otra fuente alternativa de energía: la biomasa. Este tipo de energía consiste en la combustión de residuos orgánicos con origen vegetal y animal. Este tipo de energía puede conseguirse incluyendo todo tipo de productos biodegradables como cortezas, serrín y todo aquello que pueda desecharse en el contenedor de materia orgánica. Se trata de un tipo de energía que se puede producir en las grandes centrales térmicas, pero también a nivel particular en forma de calderas de pellets.

La diferencia de este tipo de energía con otras no renovables, y una de sus principales ventajas, es que usando estas materias orgánicas se evita el tener que utilizar carbón, que es una fuente de energía no renovable.