En ocasiones la experiencia auditiva con los audífonos no es todo lo buena que se esperaba porque el sonido no es lo suficientemente potente. Por suerte, hay algunos remedios para conseguir ampliar ese sonido y conseguir que la experiencia con los auriculares sea buena. Para ayudarte a conseguir un buen resultado te vamos a mostrar algunos consejos con los cuales podrás aumentar su volumen de manera sencilla.

1- Usa un amplificador de auriculares

Actualmente los amplificadores de auriculares se presentan como la mejor opción a la hora de subir el volumen de los auriculares que no se oyen con suficiente potencia.

Un amplificador de auriculares es un dispositivo electrónico que aumenta la potencia de la señal de audio que llega a los auriculares. Esto es particularmente útil cuando la fuente de audio, como un teléfono móvil, un reproductor de MP3 o una computadora, no proporciona suficiente potencia para que los auriculares funcionen a un volumen óptimo. Los amplificadores de auriculares pueden variar en tamaño, desde pequeños dispositivos portátiles hasta equipos más grandes de alta fidelidad.

El funcionamiento de los amplificadores de auriculares es realmente fácil, sobre todo los que van acompañados de la tecnología bluetooth que hacen que no haya que usar cables para usarlos. En este caso, dependiendo de la calidad del amplificador, el resultado final puede ser uno u otro.

Si vas a realizar la inversión para disfrutar de una buena experiencia auditiva, te recomiendo comprar un amplificador DAC con bluetooth en la tienda online Zococity.es. Como podrás ver en su catálogo hay muchas opciones entre las que se pueden elegir. Por ejemplo, uno de los más vendidos es el modelo iFi Audio HIP DAC, tanto el modelo dos como el tres. Tienen precios muy ajustados para la gran calidad que ofrecen. Dentro de Zococity también podrás optar por el Topping A70 Pro o el Shanling H7 entre otros muchos. Lo que está claro es que si optas por un amplificador de calidad, vas a disfrutar de una experiencia realmente positiva.

2- Verifica el nivel del volumen

También es importante verificar que el volumen del dispositivo es el adecuado. En ocasiones pensamos que el problema es de los propios auriculares y realmente el problema está relacionado con que el volumen está mal configurado. Dependiendo de si estamos usando un móvil o un ordenador la verificación será una u otra.

Leer también  Impresión ecológica, ¿en qué consiste y cómo ponerla en práctica?

Por ejemplo, en los móviles tenemos que usar los botones laterales para certificar que el volumen realmente no se puede subir más. Otra opción es la de acceder a la configuración de sonido del móvil. De esa manera podrás asegurarte de que realmente estás disfrutando del sonido que buscas.

3- Limpia los audífonos

Puede parecer un consejo un poco raro, pero podemos asegurarte de que este consejo en ocasiones da mejores resultados de lo que podemos pensar en un primer momento. En muchas ocasiones los auriculares no los solemos limpiar, lo que significa que la suciedad comienza a acumularse. Y esa misma suciedad es la que provoca que el sonido no pueda ser emitido con toda la potencia.

Si notas que los auriculares podrían tener polvo o cera, entonces una buena limpieza será una gran idea. En este caso puedes usar un cepillo pequeño para limpiar la suciedad que pueda haber en los auriculares. En el caso de que los auriculares sean in-ear, entonces tendrás que usar herramientas especiales de limpieza. Lo importante es limpiarlos cada cierto tiempo para evitar que la suciedad se acumule. De esa manera podrás tener la certeza de que el auricular podrá emitir el sonido en su máxima potencia. En consecuencia podrás disfrutar del mejor sonido posible.

4- Usa los auriculares con otros dispositivos

Otra opción interesante por la que puedes optar es conectar los auriculares a otros dispositivos. En ocasiones puede que el dispositivo emisor no tenga suficiente potencia, lo que hace que el auricular no pueda emitir el sonido que esperamos.

Comparar entre dispositivos te permitirá saber si el problema del bajo sonido está relacionado con el auricular o con el dispositivo. Si pruebas en diferentes unidades y todas te ofrecen el mismo sonido bajo, entonces no lo dudes, los auriculares son los que están creando el problema. En cambio, si usas otro dispositivo y ves que la potencia sonora es mayor, entonces el otro dispositivo será el problema.

Leer también  Algunas teclas del teclado no funcionan: qué es y cómo arreglarlo

Si usas un amplificador como hemos comentado anteriormente podrás comprobar si realmente los auriculares tienen o no potencia. Si ves que con el amplificador siguen ofreciendo la misma potencia sonora, entonces podrás tener la certeza de que el problema será de los auriculares.

5- Configura los auriculares

Esta opción no la tienen todos los auriculares, pero sí algunos. Si optas por unos de calidad podrás darte cuenta de que tienen opción de controlar el volumen a través de aplicaciones. Esas apps son fáciles de usar y tienen el objetivo de ajustarlos de manera sencilla.

Para comenzar tendrás que examinar el manual de usuario para comprobar si realmente hay una opción extra a través de la cual configurar el sonido. En caso de que se pueda, tendrás que instalar la app del fabricante y posteriormente realizar los ajustes de ecualización y volumen buscados. Con pequeños retoques las experiencias auditivas pueden llegar a ser realmente buenas.

6- Uso de software de aumento de volumen

El uso de software de aumento de volumen puede ser una solución efectiva cuando los auriculares no ofrecen suficiente volumen, incluso con el dispositivo configurado al máximo.

Programas como Sound Booster para Windows permiten incrementar el volumen del sistema hasta un 500%, utilizando técnicas de amplificación en tiempo real. Otro software popular es Boom 3D, disponible tanto para Windows como para macOS, que no solo aumenta el volumen sino que también mejora la calidad del audio mediante efectos de ecualización y 3D.

Estos programas funcionan ajustando y amplificando las señales de audio, superando las limitaciones de volumen predeterminadas del sistema operativo. Son especialmente útiles en entornos ruidosos o para usuarios con problemas auditivos. Es importante utilizar estos programas con precaución para evitar daños en los auriculares y en el oído debido a volúmenes excesivamente altos.

Y por supuesto, asegúrate de que los auriculares estén en buen estado. Los golpes y daños seguro harán que la calidad del sonido sea inferior. Por ese motivo, siempre hay que cuidarlos al máximo.