Si bien las smart keys son un tipo de llaves que se encuentran en auge actualmente, lo cierto es que no se trata de unas llaves especialmente seguras, según los expertos. A continuación te contamos los principales motivos por los que las smart keys para coches no son tan seguras como otro tipo de llaves de vehículos, según los profesionales.

Análisis de las smart keys para coches

En la última década las llaves para los vehículos han evolucionado con las nuevas tecnologías, ofertando muchas prestaciones para las usuarios. En este contexto encontramos las smart keys, también conocidas como llaves inteligentes. Se trata de un tipo de llaves que nos permiten abrir los vehículos sin tener que introducir la llave ni que presionar ningún botón. Si bien estas llaves empezaron a aparecer en la década de los noventa con la empresa Siemens, no han dejado de evolucionar hasta la actualidad. Actualmente los fabricantes han incorporado todo tipo de modernas tecnologías en este tipo de llaves.

Las smart keys son un tipo de llaves que incorporan una tecnología que permite a los usuarios de los vehículos abrirlos y cerrarlos y poner en marca los motores sin tener que sacarse las llaves del bolsillo. Para ello, las llaves incluyen dispositivos electrónicos con sensores que funcionan mediante control remoto. El funcionamiento de estas llaves está basado en el concepto keyless go. Las llaves incluyen antenas que pueden detectar la señal de radio del vehículo si ésta se encuentra alrededor de los 315 Mhz. De esta forma, cuando un usuario coloca la mano en la manecilla del coche, la antena del coche detecta la llave y si ésta se encuentra ubicada a entre cinco y veinte metros, la puerta se desbloquea y la smart key permite acceder al vehículo.

Leer también  Las 5 mejores alternativas a iPhone

Así, para que este sistema sea seguro, el intercambio de información se realiza mediante cifrado. Así, si este sistema falla, también es posible sacar la llave y abrir el coche apretando un botón. Por otro lado, la manera de encender el motor también es distinto en comparación con las llaves tradicionales. En este caso no debemos insertar la llave en ningún lado, sino simplemente pisar el embrague o el freno y pulsar el botón de encendido del vehículo. Cuando el coche detecte que la llave se encuentre dentro del vehículo, se arrancará el motor. Así, las principales ventajas de las smart key son varias.

En primer lugar, se trata de un sistema interesante porque nos permite acceder al coche y accionar el motor sin tener que sacarnos la llave del bolsillo. Por otro lado, si se trata de una smart key de gama alta, incluye otras funciones extra como el reconocimiento de los ajustes de conducción de los distintos usuarios del coche, incluyendo el ajuste del volante o de las emisoras de radio que más nos interesen. Como se trata de un sistema cifrado, se trata de un método seguro en la mayoría de casos, así como, además de abrir y arrancar el coche, permite también añadir información extra sobre el coche, como el combustible disponible o los kilómetros recorridos.

Ahora bien, como nos han explicado los mejores expertos del sector, existen también algunos motivos por los que este tipo de llaves no son del todo seguras. En primer lugar, como son llaves que funcionan mediante radiofrecuencia, las señales de este tipo de sistemas pueden ser alteradas por las interferencias externas. De esta manera, los inhibidores de ondas que se usan en algunos lugares como los juzgados, las comisarías o los ministerios pueden llegar a inutilizar este tipo de llaves.

Leer también  Las 5 mejores marcas de audífonos para sordos

Por otro lado, otro de los problemas típicos de estas llaves es su elevado coste. Si tenemos que cambiarlas o que sustituirlas en caso de pérdida, solamente podemos hacerlo en centros especializados y autorizados. En estos casos, una alternativa interesante es recurrir a centros especializados en la realización de copias de este tipo de llaves como Car Key System, profesionales del sector que nos permitirán disponer de una copia de nuestra smart key de calidad, de forma segura y con las mejores garantías.Otra de las desventajas o de los principales motivos por los que las smart keys para coches no son seguras en algunos casos es porque, a pesar de incorporar el sistema de cifrado mencionado anteriormente, esto en muchos casos no supone ningún problema para los ladrones de vehículos, ya que para robar el coche ni siquiera necesitan romper o bloquear el cifrado.

En estos casos, simplemente contando con un sistema o dispositivo que amplifique la señal podrán hacer creer al coche que la smart key está ubicada en su radio de acción. De esta manera, si ubicamos el coche delante de una tienda en la que vayamos a hacer algunas compras, los ladrones podrán acercarse a nosotros, capturar la señal de la smart key y amplificarla para poder entrar en nuestro coche y accionar el motor con el botón de start/stop, lo cuál puede resultar especialmente peligroso si queremos garantizar la seguridad de nuestro vehículo, y es imposible que suceda con otro tipo de llaves de coches que funcionen por otros sistemas más clásicos.