Las personas que habitamos el planeta somos las únicas responsables de evitar su deterioro y dar un gran giro hacia la sostenibilidad. Fundamentalmente, porque somos la principal fuente de contaminación de este y las que necesitamos mantener un ecosistema saludable para que nuestra vida en él prospere.

En los últimos años, nos hemos podido dar cuenta de la cantidad de hábitos cotidianos que son altamente contaminantes para el medioambiente y que llevamos a cabo prácticamente a diario. Más allá de las grandes fábricas o la industria, las personas a título individual somos capaces de minimizar nuestro impacto ecológico y, sumando fuerzas, mejorar considerablemente la situación.

Una de las actividades que contamina más de lo que muchos piensan en algo tan sencillo como hacer una impresión, algo común en las viviendas y en las oficinas o centros de trabajo. Por suerte, hoy en día ya sabemos cómo hacer impresión ecológica y ser más sostenibles en el día a día.

¿Todavía no sabes en qué consiste y cómo empezar a ponerla en práctica? Para que tú también puedas poner tu grano de arena, en este artículo te lo vamos a contar todo sobre cómo imprimir minimizando los recursos y los residuos.

¿Qué es la impresión ecológica?

Por cada kilo de papel que se produce se emiten aproximadamente 3.3 kg de CO2 equivalente, mientras que imprimir un libro de unas 300 páginas va a desprender el equivalente a 1,2 kilogramos de dióxido de carbono (CO2). Según estos datos, hacer impresiones tiene un coste mayor para el medioambiente de lo que puede parecer un gesto tan habitual y aparentemente inofensivo.

La impresión ecológica es la que se efectúa empleando las innovaciones tecnológicas enfocadas a la sostenibilidad para contaminar mucho menos durante este proceso. Gracias al uso de impresoras especializadas, papel y tinta ecológica, el impacto para el medioambiente de esta actividad es mucho menor.

Con todos estos ingredientes se puede reducir el residuo resultante, la contaminación generada y el consumo de energía que se emplea durante la impresión. Cuando esto se realiza de forma habitual, por ejemplo, en las oficinas, los beneficios para el planeta pueden ser muy notables.

Leer también  La aplicación no se pudo iniciar correctamente 0xc00007b: 6 formas de solucionar este error

Para que esto sea posible, hemos pasado un largo proceso. Ha sido fundamental investigar en la creación de nuevas tecnologías verdes adaptadas a las necesidades de la producción sostenible, materiales menos contaminantes y productos que se reciclan. El resultado está hoy en día al alcance de todos.

¿Cómo imprimir de manera sostenible?

Imprimir de manera sostenible es más que posible en la actualidad. Para ello es fundamental contar con todos los elementos que convierten una impresión tradicional en una que es ecológica. Con todo ello, se reduce el impacto medioambiental.

Las tecnologías de impresión

Es fundamental contar con tecnologías de impresión sostenibles para este proceso. Actualmente, hay impresoras en el mercado que son mucho más eficientes desde el punto de vista energético y menos contaminantes. En este sentido, podemos optar por la impresión sin agua que elimina la producción de residuos contaminantes durante el proceso. Lo que emplean estas máquinas es una capa a base de siliconas que consigue repeler la tinta y que no emite COVs, sin embargo, proporciona una excepcional gama de colores y una buena definición en la imagen.

La tinta ecológica

Las tintas habituales se generan partiendo del petróleo, del plástico o de otros compuestos químicos que terminan por ser terribles para el medioambiente. Sin embargo, en sitios especializados como CartuchosOnline es posible comprar tinta ecológica que está creada a base de ingredientes vegetales que son orgánicos, es decir, no generan residuos permanentes. Una versión interesante es la creada con soja, pues produce un resultado realmente similar a las versiones tradicionales sin generar polución en el medioambiente. También las hay de diverso origen vegetal, con variedad de gamas de precios y colores. Se puede obtener una impresión de gran calidad con estas alternativas sin renunciar a las prácticas sostenibles.

Leer también  Cómo liberar espacio en iPhone sin borrar nada

Los materiales para imprimir

Los materiales en los que se imprime también suelen contaminar y lo hacen incluso antes de pasar por este proceso, ya desde su propia elaboración. En este sentido, para obtener una impresión ecológica, es necesario optar por los que son reciclados o biodegradables. En la actualidad es posible comprar papel ecológico para este proceso, se trata de un material que se elabora con maderas que han sido retiradas en bosques certificados para ello y que tienen un riguroso control. Lo que ocurre en ellos es que se vierte una menor cantidad de agua y se reducen las emisiones a la atmósfera, reduciendo el impacto de la creación del papel tradicional.

¿Por qué es importante la impresión ecológica?

Apostar por la impresión ecológica trae una gran cantidad de beneficios para uno mismo, para los demás y para el entorno que nos rodea a todas las personas. Es un gesto que puede ayudar a la conservación del planeta y que contribuye en todas las medidas de sostenibilidad que estamos poniendo en práctica globalmente.

Para conocer su importancia es imprescindible reparar en sus principales beneficios:

  • Con la impresión ecológica es posible reducir hasta un 90% el impacto ambiental respecto a las fórmulas tradicionales.
  • Las tintas vegetales nos proporcionan resultados idénticos sin necesidad de emplear petróleo o elementos químicos altamente contaminantes.
  • Gracias a todo ello y el ahorro energético, nuestro impacto negativo para el medioambiente se reduce.

Si todos los negocios empiezan a apostar por la impresión sostenible y también lo hacen los usuarios a título personal, podremos minimizar la contaminación global que esto genera y poner de nuestra parte para curar, poco a poco, a nuestro dañado planeta.